CUIDADO DE LA GENTE

Además de cuidar el medioambiente externo y de redistribuir los recursos equitativamente, en la permacultura se da importancia al cuidado del medioambiente interior y de su transformación como parte del diseño sostenible en el que habitamos. Se trata de la llamada zona 00, del huerto interior y de la autorresponsabilidad de su gestión para obtener los frutos más deliciosos en beneficio de todos los seres sintientes.

Uno de los grandes retos que vivimos los proyectos familiares, de amigos, comunitarios y planetarios es la convivencia entre las personas: ¿cómo organizamos los espacios de conexión, gestión emocional y de trabajo?

Es un hecho que debido a los diferentes estilos de comunicación, ritmos y niveles de la realidad en el que estemos cada [email protected] podremos sentir armonía o tensión. ¿Y qué hacemos con ello, cómo nos gestionamos, qué hacemos con los conflictos? ¿Los evitamos o los procesamos? De ello dependerá un futuro por separado o aún compartido y en crecimiento.

En Permacultura Caña Dulce experimentamos que necesitamos aprender a cuidar nuestro huerto interno de forma que podamos estar en paz o darnos cuenta de que no lo estamos y procesar individual y grupalmente lo que nos habita, como parte de la cultura de paz que estamos creando. Experimentamos que es necesario desarrollar metahabilidades que nos ayuden con nosotrxs mismxs, nuestrxs hijxs, pareja, amigxs o personas con las que compartimos en los momentos difíciles para poder resolverlos a la vez que desarrollar resiliencia , paciencia y medios hábiles en las situaciones que no se puedan cambiar.

Cuidarse y cuidar los procesos de las personas es un compromiso que cada día más y más gente estamos elevando a la categoría de imprescindible para poder perdurar como grupo y especie. A la vez que llevar adelante los objetivos que nos ocupan en la vida diaria con los ritmos apropiados.

Hoy en día hay muchos caminos positivos a través de los cuales podemos transitar el cambio. Aceptando la diversidad de formas y elecciones podremos compartir un espacio común en el que apoyarnos y crear redes para co-crear otro mundo que ya está siendo posible.

En Permacultura Caña Dulce utilizamos para ello diferentes herramientas: la facilitación de grupos (ver FACILITACION), el trabajo de procesos, el Yoga Kundalini (ver YOGA KUNDALINI), el budismo NGALSO del Lama Ganchen (ver BUDISMO), la contemplación devocional de la naturaleza, el higienismo y las 5 leyes biológicas del Dr. Hamer (ver AUTOGESTIÓN DE LA SALUD).

Simplemente estamos en el intento de ser parte de la solución y de ser ese cambio que anhelamos vivir fuera, con la motivación de crear una cultura permanente y biodiversa, que mejore nuestra calidad de vida interna y externa.